El suicidio de la mascara

Hace unos días que nuestra cultura celebró un año más, el día de todos los difuntos. No me dice mucho esas efemérides, como casi todas. La recibo con respeto a la tradición e incluso me acerco al cementerio a llevar flores a mi madre, y siempre veo personas que lloran frente a la lapida de los suyos, creo que no he llorado jamás en el cementerio, ni el día que enterraron a mi madre, bueno ese día, ni los anteriores, no lloraba, sencillamente no podía, era como si de pronto hubiese dejado de sentir. A veces el dolor, cuando es muy intenso, sirve de analgésico, de tal manera que todo lo vives como proyectado en una película surrealista, donde te sientes en una pesadilla, que te ha atrapado y que mas tarde o más temprano te vas a despertar…
Pienso que el ser que amamos, cuando muere, ya no forma parte de ese cuerpo, sencillamente es su casa terrenal deshabitada y derrumbada. Lo que él es, y fue, forma parte de otra dimensión, cómo es, donde se haya y en que forma la ocupa, sencillamente nadie puede decirlo, ni podrá jamás…
Hubo un tiempo, inmediatamente después a la muerte de mi madre, que iba diariamente a visitar su lápida, y ahora, a los años, me pregunto el porqué lo hacía, y la respuesta no es fácil de explicar, lo único que puedo decir es que cuando perdemos a alguien que es importante en nuestra vida, nos deja un enorme vacío, que nuestra alma lo busca sin descanso, para llenarlo. Es cierto que con el tiempo se va serenando, y cuando eso ocurre, descubres, que el que se va, nunca se va del todo, se queda en nosotros, en sus hijos, vuelve incluso, en los que nacen, ya no, en el parecido físico, hablo de gestos. Mi hija, no solo tiene el color de ojos de mi madre, además te observa con la misma mirada, de bebé, impresionaba, y sin embargo, la hija de mi hermano guarda un parecido físico mucho mayor…

Este poema tiene algo que ver con ese día de difuntos, y no, nació para ser otra cosa, es algo que jamás podré controlar, no puedes escribir lo que quieres, solo aquello que se dibuja en tu animo como un hechizo…
Gracias a todos…

Mil besos que vuelan como mariposas desde mi alma… ¡Qué seáis muy felices!

El suicidio de la mascara

Hoy se ha suicidado la mascara
Y su rostro ya no se defiende.
Hay luces del alba que lloran
la muerte de un camino andado
jamás redimido por un retorno.

Hoy, hay tristezas que velan heridas
en el cementerio de los sueños,
y una esperanza que se enerva
crucificada en el glaciar inhóspito
del caudal pagano de una boca.

Hoy se tambalea un grito sordo
alrededor de una hoguera,
como el ritual de una zíngara
amancebando el cauce de su pasión
con la vigorosa llama del fuego.

Y por fin se abre la puerta de esta cripta
donde los muertos gimen eternamente
por un amor que no tiene brazos,
que simula acunar el dolor contra su pecho
como un niño desamparado…

Y el emisario del amor de todos los siglos la traspasó;
Y se fue lentamente el eterno emisario del amor sin mascara, que no tiene nombre. Y si alguna vez el alacrán hace de su veneno una túnica de súbdito que le rinde pleitesía, acribilla el maleficio con aroma de sándalo, en cada idus que se hace presente…

 

La última rosa del verano
_Te hablo a ti_, Pensamiento
en tu ceguera de hojas de otoño,
ciego,
desbordando el arroyo seco de sueños….

Hoy vi caer tristes lágrimas
de la última rosa del verano.
Conmovida se durmió la indiferencia,
y quise secar esa lluvia de sus pétalos.

No sabes lo traicionera que es la desconfianza,
Siempre germina cuando presiente el vencido.
A la defensiva las espinas de su tallo,
rajaron la piel y la carne de mi dedo corazón.

¡Sangra amor mío, llora de dolor!,
Mi corazón herido por la última rosa del verano.
 

Te enamora la belleza,
quieres poner seda de granito para protegerla
y ella en su asustado desorden,
te clava el aguijón envenenado
de la última abeja que recolectó su polen.

No puede ser que la rosa de los vientos,
no sepa diferenciar un eclipse del sol,
con un amanecer de otoño, que la duerme

¡Sangra amor mío, llora de dolor!,
Mi corazón herido por la última rosa del verano.
Antoñi

¿Has visto alguna vez la lluvia…?

Hiere el pensamiento en su soledad abrazado….
YO QUIERO SABER…
¿HAS VISTO ALGUNA VEZ LA LLUVIA,
CAYENDO EN UN DÍA SOLEADO?

En el despertar de la luz de mis días, soñé;
“El mundo es muy grande,
que pequeña soy,
Cuanto habita en el….
¡Que suerte tengo! ” 

Fue entonces cuando alce mis manos
queriéndote encontrar….

 


No me importa que seas diferente,
que el color en tus pupilas tengan otro paisaje,
yo no quiero que cambies,
ni que entiendas mis razones,
si no son el agua de tu cauce
solo que pienses en mi como tu parte,
que el mundo es muy grande,
hay lugar, para ti, para mi y para aquel.


Para todos, es un mundo completo,
Todos, son paisajes gratificando tu mirada,
si los avasallas con tu destrucción.
Entonces si será tu sombra humo,
decrepita pisando su soledad…


Que nunca veas la tristeza,
en la lluvia de un día de sol,
con tu paraguas de espuma,
haciendo eco en tu mundo vacío..

Antoñi




La noche

La noche

No es un lago el amanecer dormido,
Por haber perdido su brújula en la madrugada.
Como el astro rey se extravía de su ruta
Si no encuentra su carta astral.

Fue la noche vestida de lujuria,
La que le dio a la luna a beber el hechizo,
Cúmulos, nimbos en copa de coral…,
licor de manzana del edén de todos los tiempos.

La estela de fuego del cometa sin rumbo,
diseño la aureola perfecta del eclipse
que derribó al ángel de sus aposentos,
para ir a nadar al lago de nenúfares.

Volcán, maremoto estremecido,
extraviando el reloj de sus manecillas,
desequilibró las horas al alcanzar la cima,
para dormir en una estrella como un naufrago.


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

Todos unidos

 

 
 
Pedimos por favor  que se recapacite y  …
 
 se nos pueda  dar nuevamente la capacidad de enviar y recibir 
 imágenes y gráficos en los  libros de visitas, 
Queridos amigos, Microsoft ha cambiado nuestros espacios, ya no tenemos la opción de enviar fotos o gráficos de nuestro Libro de Visitas. No estoy en contra del cambio en general. Todo tiene que cambiar de vez en cuando, pero … eliminando la posibilidad de comunicarse con imágenes y gráficos, y reducir nuestro Libro de Visitas a un transmisor de texto sin formato, sin la belleza y la imaginación. 
Vamos a permanecer unidos en esta lucha porque es una buena causa!
 
 
animé

 

 

"Se piensa que lo justo es lo igual, y así es; pero no para todos, sino para los iguales. Se piensa por el contrario que lo justo es lo desigual, y así es, pero no para todos, sino para los desiguales" 

 

Aristóteles

(384 a.C.- 322 a.C.)

Filósofo griego.

http://stellamarisicaro261101.spaces.live.com

http://casandramitologica.spaces.live.com

http://sahavedra.spaces.live.com/default.aspx

 

Silencio esquivo

Silencio esquivo

Será siempre mi queja, tu mirar con los ojos cerrados… Me dices desde el valle de tus silencios, lo torpes que son mis manos acariciando glaciares derretidos en el banco del eclipse…
Mi canto es de cigarra en un campo de trigo pendiente a ser sembrado. Cauta ante el maleficio por el cual le niegas abrigo a las puertas del solsticio de invierno.

Tocare el violín para la semilla dormida
Drenare la tierra con mis notas
Despertare las nubes de su letargo,
Será melodía el despertar del campo.
Y tu ¿Qué me dices de este canto?
¿Diluyes en tus oídos mi voz como bruma?

Azafrán cubriendo mis respuestas en el helado suelo de tus preguntas, rasgadas por el viento, del vientre de tu garganta… Voraz es esa guillotina aglutinando voluntades… me lo dirá la luna cuando desnude mi cuerpo, para su baño de flores que caen del almendro.

La verdad que refleja el espejo,
tiene distinta forma para cada retina.
No eres tú la que equivoca su mirar.
El error es del que mira con los ojos cerrados.

Me iré en la madrugada para ver despuntar el alba en la campiña, me iré descalza para rescatar las olas del sembrado de amapolas, antes de que perezcan estranguladas por las lianas y se les ciegue el camino de retorno al mar….

Anteriores Entradas antiguas