Fibromialgia- Enfermedad fantasma

Al igual que he hecho en mi página de facebook , quiero  proponer a todos vosotros que veáis este vídeo que mi amiga Ana Giner, me envió ayer en el correo de la tarde. Por que quizá es lo único que se puede hacer por todos los que padecemos esta enfermedad, puesto que es tan fantasma que solo la ve el que la sufre y es necesario que nos oigan, que se contemple como una minusvalía en aquellos casos que las crisis solo remiten por días, es imposible llevar un orden de actividad y de vida normal…. Gracias



 Enfermedad fantasma y de la nada

 

Era una mujer con la sonrisa
siempre en los labios,
era feliz, alegre, activa y risueña,
agradecida con la vida,  
intento seguir  siéndolo.
No se en que momento todo eso cambió,
no se el motivo ni las circunstancias
por las que cambiaron mí vida,
tan solo se que hoy aun queriendo,
no puedo moverme.
Mis músculos están agotados,
tampoco se el motivo, tan solo sé
que me duele todo el cuerpo.
Estoy cansada, muy cansada,
demasiado cansada para cabrearme
contigo ni con nadie y mucho menos
conmigo misma.
Me molestan los ruidos, 
los olores me dan nauseas y me marean,
voy dándome golpes sin darme cuenta,
las discusiones hacen que mí cuerpo tiemble,
las tensiones me pasan factura
doliéndome más mi cuerpo si cabe.
Quiero, deseo hacer cosas,
mí cerebro trabaja, está activo,
quiere hacer esto y aquello, ir aquí, allí,
pero me desespero porque mí cuerpo
no me obedece. 

Deseo estar entre tus brazos

y que me hagas el amor, pero
esa energía la necesito para mí.
¡Que alegría más grande!
Hoy puedo levantarme,
hoy puedo ducharme,
hoy puedo salir a caminar,
pintarme los labios ir de cena
incluso hacer el amor.
Hoy puedo hablar sin cansarme tanto,
hoy me dices, ¡Que guapa estás!
pero te pido por favor que no me juzgues,
si mañana no tenga fuerzas para hacerlo.
Si nos encontramos algún día de compras
no creas que ya me he curado,
¡Que más quisiera yo!
Hoy puedo escuchar tus conversaciones y
llorar o reír contigo, no te enfades conmigo,
si mañana aun sabiendo que estoy en casa no puedo
ni abrirte la puerta ni descolgar el teléfono,
no es porque no quiera, es porque no puedo.
Sigo viviendo cada día ilusionada
con que alguien encuentre una cura
a esta devastadora e incapacitante enfermedad
que merma poquito a poco mí vida. 
No soy una enferma, soy una luchadora
que cada día lucha para encontrarse bien
y demostrarme a mi misma que sigo siendo persona.
No deseo dar pena ni lastima,
no soy una enferma, soy una superviviente,
soy una luchadora nata,
aunque a ti, no te lo parezca.
Ana Giner Clemente

Dímelo Amor

Quiero deciros que estoy muy vaga,
muy escéptica, os leo y no sé qué decir, parece que las palabras se hayan
aburrido de aguantarme y de pronto me planten cara y me digan…, -Aguántate tu
rica, que eres más pesa que un collar de melones-…,  Bueno buscaré la forma de resarcirme e iré dejándoos
lo que surja…

Este texto de hoy es un ejercicio de
concentración que yo suelo hacer desde niña, para relajar todos mis sentidos y
todo mi cuerpo, es muy fácil, dejas tu mente vacía de todo pensamiento, de todo
lo que te rodea y tu cuerpo en reposo en posición cómoda. Ves y no ves, sientes
y no sientes, os puedo asegurar que yo logro aislarme tanto que se hunde el
mundo y no me entero, es más, es como si flotara, no tengo conciencia ni de lo
que soy, parece una exageración, pero es cierto, se puede lograr, además te
deja descansada y muy bien contigo misma. Pues a raíz de este ejercicio físico y
mental, se me ocurrió escribir esto, salió solito casi sin pensarlo, lo leí y
me gustó. Espero que a vosotros/as también.

 https://ayora63.files.wordpress.com/2009/08/111lacreacion.jpg?w=296

Dímelo Amor

 Paseando
con el tiempo dormido, sin atreverse el ocaso a despertar mi pensamiento,
abracé el sosiego abstraída de todo sentimiento, sin advertir qué sentido tiene
la necesidad, de esto o aquello, más ajena que nunca a mi cuerpo. Quizá si en
ese momento, sin conciencia de apreciarlo, si alguien me hubiese preguntado,
¿Que soy o que siento?, Podría haber dicho, posiblemente; … una mariposa, que
se haya perdida, buscando desde no sabe dónde, ni cuando, aquel paraíso de
flores, que le dio color a los campos que florecen en Mayo, deseosa de
rejuvenecer sus alas con la vitalidad de la savia, que surge en la voluntad del
girasol de no perder de vista al sol, desde su despertar hasta su descanso, mientras
va alumbrando el día….

 Escuchando
el silencio en su deliciosa armonía, mi desvelo quedó lacrado junto a mi
inquietud quejumbrosa, nacida en el oscuro pozo del presagio. Pude sin saber,
ser ajena a la posible tormenta y oír la música siendo parte de sus notas en
ese pentagrama, que con tanta sabiduría, cantan las hojas del almendro mientras
florecen sus ramas.

 Sin
saber en qué momento, me quedé sedada en el sueño de la tierra y me sentí
navegar por el agua subterránea de la sima cóncava del estrecho, que busca la
salida en el ancho valle, esperando ser compañera de la nieve, que en primavera
se disuelve fluvial, cantarina y juvenil, bajando la montaña, marcando un
fresco sendero en su trayecto, buscando la mar.

 ¿Qué
soy? ¡Dímelo tu!, Si en tu mirar me diluyo como una partícula que haya su
complemento, escrutando todos tus rincones dejándote mensajes. Necesito que tú
hables este mismo lenguaje de signos dando vida a nuestros sentidos. Somos una
misma pieza, almas separadas que se juntan con un beso, corazones que unidos
hacen sonar un concierto, recitando una bella melodía que tiene necesidad de
generar vida. ¡Dímelo
tu amor!,  Dímelo antes que me sienta un
minúsculo elemento, cansado de vagar en tu árido horizonte y se mezcle con tu
aliento.       

   

Farsa

Con todos mis respetos a ese gremio de geniales artistas, que es el mundo de los payasos, solo decirles que aquí el payaso es una etiqueta para poner nombre a quienes sobre actúan, de forma que su conducta trasluce la bajeza de la que son capaces de llegar, cuando ni ellos mismos se creen la dignidad que expresan….

En defensa a mi persona, debo decir, que quizá este poema jamás sea un orgullo para mi, no por estar bien o mal escrito, que de eso ya se sobradamente que tengo mis carencias, más bien por que fue producto de un arrebato, de esta maldita espontaneidad impulsiva, que domina mi existir. En un momento que por defender a quien amo, se me insulto con el único deseo de intimidarme, cosa absurda, por que mi tozudez impide que se me amedrante fácilmente. De todas formas solo soy una insignificante mortal, que nunca debe ni prejuzgar, ni juzgar a nadie, por muy enfadada que este…. En fin, para bien o para mal es algo mío, así queda reflejado….

 

CabezaHombre_PICASSO.jpg image by Tellagorri

 

Farsa


Absurdo payaso con mueca de llanto.
Ni risa, ni pena, solo un esperpento.
Raya el ridículo con ira soberbia.
Suena a comedia con mascara trágica.

Gran farsa de obra con ausencia de aplauso.
Se mueve esquivando su drama sin éxito.
Por el suelo firme, sus miedos cobran vida,
el siente que pisa arenas movedizas.

La pena, la lástima, bajeza indigna,
abrigo del cobarde y funesto invierno.
El corazón más tierno de frio lo siembra,
robando al sol su calor más acogedor.

En la tarde con el té, la hierba buena.
Regocijo, placer del sosiego puro.
Calma tan transparente como agua clara.
La conciencia que descansa sin olvidos.

 

 

 

   

Pesadilla

Preguntarse qué tiene que ver la
realidad con lo que se sueña y hallar una respuesta, quizá daría significado a
muchas cosas que en tu vida consciente te identifican, sin que tu sepas muy
bien  el por qué piensas y te comportas
de esa manera tan determinada. Desde muy niña el dormir y lo que sueño ha
regido mi vida diaria, he sentido como si dormida viviera otra vida paralela a
la real. Incluso me ha obsesionado descifrar el significado de mis sueño, sobre
todo aquellos que se repiten o aquellos que son tan horribles, que hasta recordándolos
me producen miedo.

Para la mayoría de las personas
dormir significa descansar, en mi caso no siempre es así, la actividad a la que
mi subconsciente me somete mientras duermo, origina que cuando empiezo por la
mañana la jornada de lucha yo ya este cansada……..

Pesadilla

 

Extraña
realidad o sueño, miedo a sentirte fantasma, sin saber que hay detrás de la
muerte. Alma errante, que con facilidad camina sin usar su cuerpo. Gritos sin
voz, suplicas de ayuda, tranquilidad en el rostro de los que están, que no le
ven, porque no es nada, lo que le da presencia esta relajado ajeno, como
dormido.

Solo
él sabe la verdad, es solo una casa vacía, porque sin querer, emigro su
ocupante. Angustia, miedo de ser un alma perdida que no encuentra el camino a
su cielo, que no entiende que mal hizo a la vida para semejante castigo. Mira su
cuerpo, exigiéndole que despierte, que desaparezca esa terrible pesadilla.

Zarandea
a los presentes, para que se den cuenta que ese cuerpo que parece dormido, es
el suyo y esta sin vida, porque su ocupante, ni siquiera tiene sombra, y menos
fuerza en sus manos, porque de ellas carece. Lágrimas que no tienen ojos para
aflorar, llanto sin gemidos, desconsuelo solitario, sin posibilidad de recibir
el consuelo de un abrazo.

Resulta
imprevisible el final de tan extraño sueño, cuando solo se puede sentir la
necesidad, de que no sea realidad… Quizá lo divino se compadece y con suave
temblor hace que la tierra le absorba. Extraño misterio que fue el principio
del despertar. Vuelve a ser vida con presencia, con voz… ¿Quién cuenta
semejante pesadilla?, si asusta al que la sufre y estudia los límites de la
cordura… ¿Qué no harán aquellos, que no la han sufrido nunca?…..


 

Recuerdos

 

Recuerdos

En mi vida cotidiana hay siempre una constante, sobre todo cuando medito o pienso. En mi memoria aparecen retazos de todo lo que llevo vivido hasta ahora, que intentan de algún modo orientarme sobre el por que  de mi conducta, de mi forma de ser y de sentir las cosas. No cabe duda de que, lo que somos, tiene una parte genética, pero es mucho más marcada la aprendida. Creo que todos tenemos en nuestra vida, alguien que nos ha marcado, que en cierta forma a dirigido nuestro aprendizaje de las cosas, sin necesidad de imponernos su forma de pensar, sin destruir esa lucecita que nos da la exclusividad individual, que jamás se debe perder. En mi caso, esa persona fue mi madre, para mi fue algo más que madre, si es que eso se puede superar, sin duda mi mejor amiga, nadie de este mundo me llego a conocer tanto como ella, ni siquiera yo.

Cuando leí Cuentos para pensar de Jorge Bucay, me hizo sentir como en casa, esa terapia la utilizaba mi madre con sus hijos, con mis primos e incluso con mis amigas, cuando le preguntaban algo. Ella sabía muchas historias, por que siempre fue una gran lectora. Solía decirme que la respuesta a lo que buscas te la da la vida, pero la orientación para poder encontrarla, esta en un libro.

 Esta tarde hablando con mi hija, intenté recordar una historia que ella me contó en algún momento de mi vida. Lastima, no pude contarla tal como era, por que apareció en mi mente como algo repentino y fugaz en respuesta a algo que mi hija me preguntaba. La invente en parte…

…Estaba un hombre sentado en la orilla de una laguna. El sentía mucha curiosidad por saber la profundidad de esta. Había estado allí otros días, contemplándola y dejándose llevar tiraba piedrecitas al agua, esperando saber por el sonido de esta al llegar al fondo, si la distancia era muy grande. Solo sentía el chasquido de la piedra al encontrarse con el agua, nada después, eso le hizo llegar a la conclusión de que el fondo de la laguna debía de ser demasiado profundo. Aquel día llego provisto de una cuerda de larga extensión, le ató algo pesado en uno de sus extremos y la lazo al agua, con el objetivo de que cuando llegara al fondo volverla a sacar a la superficie y de esa forma saber los metros de profundidad que la laguna tenía. Estuvo mucho rato, hasta llegar agotar toda la extensión de la cuerda, pero la laguna seguía exigiendo más cuerda para alcanzar su fondo. El hombre concluyó su hazaña por el momento y decidió volver al día siguiente con una cuerda mucho más larga, pero al intentar sacar la cuerda de la laguna, de ella se elevó una voz que le decía.

“Podrás traer una cuerda más larga

y otra después, jamás su final hallaras.

Esta es la laguna de la vida,

y como la vida, tú pasaras por ella,

acabaras y su final no vivirás,

como no lo vivirán

los que detrás de ti vengan.

esta laguna no tiene fondo, Como la vida,

ni final, ni todas las respuestas

que de ella te hagas las podrás resolver,

como la vida, un enigma es”

 

Seguramente he cambiado demasiado la historia, mi objetivo al contarla, es que si alguien la reconoce, pueda contarme la historia original.

  

Nocturnidad, brebajes y conjuros

Nocturnidad, brebajes y conjuros

El radar que instale para poder detectar objetos voladores extraños por el cielo montillano, se estropeo,  cosas que pasan cuando se tiene por amiga una brujita traviesa. La brújula de la escoba de Brushi, como sabéis la tiene estropeada, por conveniencia propia, así que su aterrizaje fue algo más que sorpresivo, también se puede decir que tuvimos suerte de que llegara al destino señalado, puesto que por esa enorme capacidad que posee de ir al lugar que se le antoja, casi sorprende los cielos sevillanos o granadinos o malagueños y nos deja a los cordobeses con tres palmos de narices, esperando… Sin embargo llego y os puedo decir que todo fue muy distinto a lo previsto, debiera de haber sabido que con una bruja no se puede planificar nada, todo es una autentica aventura que va surgiendo a cada segundo. Mi intención era organizar una fiesta flamenca al pie de una bota de vino, con un cantaor y su guitarrista e intercalar versos de Federico García Lorca y Miguel Hernández, recitados por nosotras, la eventualidad hizo de las suyas y de fiesta flamenca se quedo en un intento de gorgoritos, eso si, con muy buena intención a la voz de mi hermano, para deciros la verdad, ni eso, mi hermano se quedo tan embrujado por la visión de nuestra insigne bruja, que ni gorgoritos emitió.

Pensareis que la fiesta fue un autentico fracaso, pues no, lo que ocurre es que se quedo en una fiesta imprevisible, donde todo iba surgiendo en el momento, con mucha nocturnidad y alevosía, todo a la luz de las hogueras donde ni lo gatos maullaban, no nos falto la música aunque fuera el clásico libertad sin ira, al que mi hermano, le tiene un especial cariño y lo pone siempre como si fuera el tema de más éxito del momento…, que vamos a hacer, con el!…, vive anclado en los ochenta, cuando por edad pertenece a los noventa. Todo en la noche transcurrió armoniosamente pero sin armonía, entre risas, copitas de fino, aunque algunos… que pena!… optaron por la Coca-Cola…, no saben lo que se pierden!…. Nos hicimos fotos con poses de modelo…, asustada estoy yo!…, no me fio ni un pelo de esta bruja, casi seguro que las cuelga, con el look de andar por casa que exhibía yo,  por otro lado, estoy pensando que Almodóvar y  Body Allen se eclipsaran y seremos sus musas en sus próximas películas. Como os contaba degustamos el menú  y bebimos a placer, mientras Brushi, y el equipo de fumadores empedernidos capitaneados por mí la secundábamos con muchisimo gusto,  ante el estupor de la brigada antitabaco dirigida por Sensi, nos acosaban como animales fieros con ojos encendidos diciendo, estáis condenados a morir sin pulmones y hareis  lo mismo con los fumadores pasivos…, Quienes serán, los fumadores pasivos?, los estuve buscando toda la noche y no los encontré.

Llego la hora de dormir, después de haber frustrado nuestra añorada fiesta del chocolate, nadie tenia cuerpo, para ella y es que lo gallos empezaban a cantar y los luceros del alba emitían ya sus luminosos rayos anunciando el amanecer, sabéis que nosotras somos almas nocturnas, el día nos asusta, decidimos resguardarnos y descansar la vista, para seguir juerga unas horas después de que despuntara el día.

Sobre la trece horas del día siguiente, con quejas de algunas, que no digo el nombre, amanecimos con ganas de continuar, con copa va, copa viene, entre las botas de solera y saboreando tapitas, para que el fino no hiciera de las suyas y más de uno acabara bailando un tango sobre una de las botas. Acabamos en la tarde con la clásica paella que no fue paella, sino panosotros, con el cafecillo y el clásico pastelón montillano.

Un poco antes de cayera la tarde la bruja subió a su escoba y se perdió en los cielos remontando los tres cerros; cerro Macho, cerro La tercia, cerro Franco, así que niños cuidado la brujita Brushi, siguen en cielos andaluces, cualquiera sabe cual será su próximo destino…    

 

  

FOBIAS

FOBIAS

 

Fobia: Aversión obsesiva a alguien o a algo. Temor irracional compulsivo.

Tabú: Condición de las personas, instituciones y cosas a las que no es lícito censurar o mencionar. Prohibición de comer o tocar algún objeto, impuesta a sus adeptos por algunas religiones.

 

 

Desde niña he tenido miedos irracionales, en esa etapa yo no los llamaría fobias, los considero terrores infantiles muy comunes a muchos niños sobretodo a los que poseen un exceso de imaginación. Desde muy chiquitita he tenido un miedo obsesivo a la oscuridad, no se que tipo de monstruos pensaba que podían aparecer. Tampoco podía ver las noticias en el telediario, como no podía ver películas que tuvieran algún tipo de violencia, tampoco podía oír historias contadas, que hablaran de hechos anormales o violentos, me asustaba tanto que después tenia pesadillas. Mi hermana Nieves, que no se asustaba jamás de nada lo utilizaba para hacerme sentir miedo, parecía ser que a ella le divertía mi actitud, fue un autentico calvario para mi.

De adulta he superado esos miedos, aunque sigo sin ver películas de terror y tampoco leo libros que traten de ese tema, en este caso ya no es que me asusten, más bien es como la secuela de esa etapa infantil, siento rechazo a ellos, huyo de ellos, creo que aquí si, se podría hablar de fobia. A veces me siento un poco atrapada, como si no pudiera ser libre, es muy fácil decir no soporto esto y no lo hago, es la actitud más cómoda cuando algo te impresiona tanto, que te sientes incapaz de enfrentarlo y no lo digo por las historias de terror, más bien por otras fobias que padezco, como mi miedo al tumulto. Creo haber dicho que creo en el ser humano, en el autentico, el que no se esconde y se presenta al mundo sin hacer nada malo nadie, fiel a su condición y sin miedo al rechazo, que siente piedad por el que sufre y se implica en hacer de este mundo mucho más justo. Esto lo digo para que nadie piense, que mi miedo al tumulto tiene algo que ver, con miedo al ser humano,  en absoluto, más bien es un miedo a la aglomeración a sentirme atrapada entre la gente y no poder salir, eso me obliga a huir de cualquier tipo de acontecimiento o celebración, que conlleve la agrupación de mucha gente, también el exceso de trafico y el ruido de las grandes ciudades, las colas, etc.… Otra de mis fobias ya superada son las muñecas, eso también lo he referido antes, también me dan miedo las alturas, cuando de niña era capaz de trepar al os árboles más altos y subía a los tejados como un gatito salvaje, ahora no puedo, los lugares cerrados, aquí  he logrado superarla en parte, por haberme visto obligada a coger un ascensor y quedarme incluso atrapada sola.

Mi inquietud es la siguiente, que tipo de experiencias se ocultan en el subconsciente, que hacen fluir al exterior de la persona estos miedos irracionales o fobias?…, son muy comunes a muchas personas y no les damos importancia, hasta que crecen y te paralizan la vida, te obligan a tomar alternativas diferentes a las que hubieras decidido en otras circunstancias, en definitiva te quitan tu libertad.

Siempre he salido de las adversidades enfrentándolas frente a frente. No pienso dejar que mis maniáticas fobias me atrapen Brushi, las voy a mirar de frente y voy a averiguar por que me pasan y les voy a ganar la batalla… si alguno/a de vosotros/as las padecéis, mirarla de frente y saber que también podéis ganarles  la batalla.

 

 

 

 

 

Anteriores Entradas antiguas